Categories
Electoral

Desmenuzando el triunfo de Boric

Introducción

Este estudio se propone complementar los resultados que consigna el artículo ¿Qué pasó con los votos de la primera vuelta en el balotaje?’, proporcionando pistas que diluciden mejor el resultado de la segunda vuelta, desde el punto de vista político.

Con este propósito se utilizan modelos aplicados a concejales con la primera vuelta y la segunda, complementando con sus símiles de convencionales. Se procura arribar a los trasvasijes –en cada vuelta- que se producen desde los electorados de partidos y pactos de las elecciones de mayo hacia los candidatos participantes en ambas vueltas. Asimismo, se captura el volumen e inclinaciones de los votos nuevos emergentes en cada una de ellas y que no sufragaron en mayo.[1]

Resultados

Boric

Se comparan las composiciones de las votaciones de Boric en ambas vueltas, mediante las transferencias de votos desde los diversos electorados que participaron en la elección de concejales en mayo.

Gráfico Nº 1: composición de la primera vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

Los tres grandes aportes provienen de Chile Digno, FA y del mundo PS-PPD-PR, en ese orden. Bastante más abajo se ubican el nuevo voto (no presente en mayo), PEV e Igualdad-PH. Desde la derecha se produce un traspaso que no es marginal y que proviene principalmente de los electorados de RN y de los independientes del pacto, en magnitudes semejantes.

La mayor parte de las transferencias de Chile Digno son proporcionadas por el PC, que prácticamente dobla (en cifras absolutas) a la suma de los independientes dentro del pacto  y el FREVS, si bien este último aporta con poca votación (cede más votos a Parisi que a Boric).

Desde el FA, los mayores aportes en cifras absolutas son proporcionados por los independientes dentro del pacto, seguidos de CS y RD, estos dos últimos en órdenes similares. Comunes aporta en bastante menor medida y distribuye más sus votos (a Parisi por ejemplo) exhibiendo una abstención no despreciable.

El PS proporciona la mayor votación transferida desde su pacto, en un monto casi equivalente a la suma de los votos cedidos por el PPD-PR-PL e independientes. Y desde el pacto DC-PRO-Ciudadanos se allega poca votación

El PEV traspasa a Boric una cantidad de votos similar al conjunto del pacto Igualdad-PH (más de 120.000 votos); dentro de este último pacto los independientes doblan la suma de los aportes de los partidos. Las candidaturas independientes transfieren del orden de 34% de su votación.

La derecha transfiere escasa votación de su electorado de concejales a Boric, totalizando en conjunto en torno a 120.000 votos, incluido el traspaso republicano del que se hará mención después.

Gráfico Nº 2: composición de la segunda vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

En la segunda vuelta se producen cambios severos en cifras absolutas, los porcentajes son engañosos a la luz de los volúmenes totalmente disímiles que registra Boric entre la primera y segunda vueltas. También se invierten las incidencias dentro de la composición del voto de Boric y ya no son los electores de AD (FA más Chile Digno) quienes efectúan las mayores contribuciones.

El mayor aporte lo realiza el voto nuevo (que no sufragó en mayo) que se empina por sobre 1.100.000 votos, en contraste con los 150.000 que registró en la primera vuelta. Dicha cifra, siendo formidable, es levemente inferior al apoyo que este voto le brinda a Kast. La diferencia no debe confundirse con el voto nuevo que se agrega en el balotaje, en su interior vienen enmascarados los apoyos que el voto nuevo de primera vuelta le otorgó al resto de los candidatos en dicho comicio. Más adelante se analiza el comportamiento de este voto en detalle.

El segundo mayor aporte –y alejado de aquellos que siguen- proviene del pacto PS-PPD-PR-PL alrededor de 850.000 votos), el que incrementa casi tres veces su transferencia a Boric, con respecto al apoyo de primera vuelta. El PS proporciona el mayor caudal (en cifras absolutas) en una relación de 2.5 a 1 con la primera vuelta. El PPD lo hace en 3.5 a 1, el mundo radical en más de tres  veces y los independientes del pacto en 3.3 a 1.

El tercer aporte relevante es suministrado por Chile Digno, siendo el PC quien traspasa la mayor cantidad de votos incrementando 1.5 veces su transferencia de primera vuelta. Los independientes de este pacto multiplican su apoyo por 1.7 y el aumento relativo más importante reside en el FREVS con más de tres  veces su traspaso anterior.

En el FA también se registran crecimientos importantes con respecto a la primera vuelta. Comunes multiplica su votación a Boric por 1.5, CS en 1.3, RD en 1.2 y los independientes dentro de este pacto 1.6.

El PEV casi duplica su apoyo a Boric (más de 210.000), al igual que cada uno de los partidos e independientes del pacto Igualdad-PH. UPA y PTR también incrementan fuertemente sus respectivos traspasos, destacando el primero quien cuadruplica su traspaso; estos dos últimos transfieren más del 85% de su votación de mayo a Boric en el balotaje.

Quienes transfieren más del 90% de su electorado son el PC, CS y los independientes de Chile Digno. Desde el 80% hacia arriba están el PS, Comunes, RD, independientes del FA, PEV, Igualdad, independientes de Igualdad-PH, PTR y UPA. Las candidaturas independientes duplican su apoyo a Boric en la segunda vuelta.

El electorado de derecha de mayo duplica su aporte a Boric. Destaca el PRI quintuplicando sus transferencias entre ambas vueltas y los independientes de dicho pacto que la incrementan tres veces. El caso curioso son los republicanos quienes confieren una cifra idéntica a Boric en ambas vueltas, algo menor a 10.000 votos.

Kast

Se comparan las composiciones de votos de Kast en ambas vueltas, con las transferencias provenientes desde los diversos electorados que participaron en la elección de concejales en mayo.

Gráfico Nº 3: composición de la primera vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

La votación de Kast en primera vuelta se configura fundamentalmente con el voto de derecha que se empina bordeando el millón de votos. El mayor aporte proviene de RN, seguido de los independientes del pacto a la par que la UDI y después los republicanos.

El voto nuevo (no presente en mayo) le otorga un apoyo desequilibrante, en relación con el resto de los candidatos.

El pacto PS-PPD-PR-PL cede a Kast alrededor de 170.000 votos, distribuidos proporcionalmente al tamaño de los partidos que lo conforman. Y el pacto DC-PRO-Ciudadanos transfiere a Kast un orden de votos similar que a Boric (en torno a 80.000).

Los electorados de Chile Digno y del FA de concejales, traspasan en su conjunto a Kast, del orden de 100.000 votos. PEV y el pacto Igualdad-PH transfieren escasa votación y PTR con UPA prácticamente no le ceden votos. Las candidaturas independientes traspasan del orden de 18% de la votación obtenida en mayo, poco más de la mitad de lo que cedieron a Boric.

Gráfico Nº 4: composición de la segunda vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

Se aprecia que la configuración de los votos de Kast en el balotaje es semejante al de la primera vuelta. Lidera la derecha –que incrementa su votación 1.6 veces- con una distribución interna casi idéntica a la observada en primera vuelta. El PRI, Evopoli y los independientes del pacto prácticamente duplican su votación. RN y la UDI aumentan 1.6 veces. Los republicanos son quienes menos aumentan por razones obvias, ya se habían volcado a votar en noviembre.

El monto del voto nuevo (no presente en mayo) crece considerablemente y se eleva sobre 1.160.000, superando su aporte a Boric aunque en igual orden de magnitud. Nuevamente este voto constituye el segundo principal aporte a Kast e incluso su incidencia sube ocho puntos porcentuales con relación a la primera vuelta.

El pacto PS-PPD-PR-PL, si bien mantiene exactamente su aporte porcentual, en términos absolutos crece algo menos de dos veces, distribuyendo de nuevo su votación de manera equilibrada. El pacto DC-PRO-Ciudadanos incrementa en casi tres veces su apoyo a Kast en el balotaje, aunque 1.7 veces menos que lo que transfiere a Boric; el electorado DC aporta en torno a 50.000.

Chile Digno y FA casi no aumentan sus votos hacia Kast con respecto a la primera vuelta, como así tampoco PEV, PTR, UPA y las candidaturas independientes.

Listas de convencionales

Se agregan las transferencias de votos de dos listas importantes que concurrieron a la elección de la convención constitucional, pues brindan pistas interesantes que permiten enriquecer el análisis político del resultado del balotaje.

Cuadro Nº 1: porcentaje de transferencias en relación con la votación alcanzada en mayo

Primera vueltaSegunda vuelta
BoricKastBoricKast
Lista_del_Pueblo45.9%4.2%90.8%6.1%
Independientes por la Nueva Constitución19.0%20.0%55.8%41.9%

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

La Lista del Pueblo traspasó a Boric casi el 50% de su votación en la primera vuelta y en el balotaje casi todo su electorado se volcó a votar por este candidato. Independientes por la Nueva Constitución casi triplican su apoyo a Boric entre ambas vueltas y duplican sus votos a Kast.

Abstención

La abstención de la votación de mayo con respecto a la primera vuelta bordea el millón de votos y en relación con el balotaje se sitúa en el orden de los 600.000. Por consiguiente, hubo un retorno a las urnas –por parte del electorado de mayo- en torno a los 400.000 votantes.

De esta cifra, el electorado de derecha que regresa aporta cerca de 85.000 y la oposición en su conjunto alrededor de 240.000, nulos y blancos cerca de 70.000 y una cifra menor las candidaturas independientes.

Si se considera que los nulos, blancos y candidaturas independientes de mayo, se vuelcan con fuerza a Boric, tanto en primera vuelta como en la segunda, se tendría que la relación que se establece de entre quienes retornan a votar es del orden de 4 a 1 en favor de Boric frente a Kast.

Esto no es extraño si se recuerda que en el artículo ‘Radiografía de Parisi y un examen adicional’ el desglose la abstención de mayo en la primera vuelta arrojaba una mayoría considerable de votantes de oposición, más nulos y blancos.

Voto nuevo

Con relación a la votación de mayo, el voto nuevo de la segunda vuelta es superior al de la primera en alrededor de 850.000 votos. Éste es el monto neto que se incorpora en la segunda vuelta, que no votó en mayo.

Los gráficos siguientes muestran las distribuciones de los apoyos del voto nuevo que no sufragó en mayo, y que aparece tanto en primera vuelta como en la segunda.

Gráfico Nº 5: composición del voto nuevo en la primera vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

Gráfico Nº 6: composición del voto nuevo en la segunda vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

En la primera vuelta el voto nuevo está bastante distribuido pero favoreciendo ampliamente a Kast, seguido de Parisi, Sichel, Meo y Provoste; Boric se beneficia con menos del 10%. La distribución del voto nuevo, en el balotaje, está prácticamente equiparada entre Boric y Kast, lo cual está en sintonía con la distribución del voto nuevo aparecido en el balotaje y que no sufragó en primera vuelta (destacado en el artículo ‘¿Qué pasó con los votos de la primera vuelta en el balotaje?’).

En cifras absolutas, el voto nuevo (que no estuvo en mayo) que apoya a Boric en la segunda vuelta crece en el orden de 1.000.000 con relación a la primera vuelta y en el caso de Kast lo hace en torno a los 700.000 votos. Estos números deben leerse con cuidado, puesto que contienen la distribución del voto nuevo presente en primera vuelta y que se distribuyó entre el resto de los candidatos que no participó en la segunda vuelta.

En la primera vuelta, el volumen agregado de nuevos votantes que favorecieron a Provoste, Meo, Artés y Parisi supera los 720.000. Considerando que el electorado de Parisi fue determinante en la victoria de Boric (tal como se demostró en el artículo citado más arriba), desde este monto agregado debiera provenir un trasvasije importante a Boric.

Conclusiones

  • En línea con el estudio ‘¿Qué pasó con los votos de la primera vuelta en el balotaje?’, no fue el voto nuevo –que no sufragó en mayo- que se moviliza en diciembre el responsable del triunfo de Boric. La mayor parte de este voto, que ya estaba en noviembre, se había pronunciado por aquellos candidatos de primera vuelta que traspasaron votación a Boric, tales como Provoste, Parisi, Meo y Artés.
  • Los electorados de todo el arco político de la oposición acudieron a votar por Boric, exhibiendo bajos niveles de abstención, principalmente el PS y los partidos del Pacto Igualdad-PH, con menos del 5%.
  • El apoyo que brinda el pacto PS-PPD-PR-PL es crucial y, por lejos, el más mayoritario, destacando el PS, que destina a Boric en torno al 80% de su respaldo obtenido en mayo.
  • La suma de los traspasos de PEV y Pacto Igualdad-PH hacia Boric, se eleva por sobre los 470.000 votos, lo que constituye un apoyo muy relevante y superior, incluso a la suma de los votos del FA (en torno a 450.000).

[1] Los modelos son los mismos que se han aplicado en trabajos anteriores y que se consignan en diversos artículos de este blog.

Categories
Electoral

¿Qué pasó con los votos de la primera vuelta en el balotaje?

Introducción

Este estudio se propone desentrañar los trasvasijes de votos entre primera y segunda vuelta. Se calculan las transferencias desde los electorados de cada candidato de primera vuelta que fluyen hacia los candidatos de la segunda, a través de un modelo ya presentado en artículos referenciados[1].

Los cálculos y análisis se realizaron en conjunto con Daniel Fischer, autor del modelo original, el cual se ha ido modificando y perfeccionando en el tiempo. La metodología se detalla en el artículo homónimo que publicó Fischer en simultánea en su blog. Es menester aclarar que los resultados provienen de un modelo estocástico y se mueven dentro de intervalos de confianza.

La unidad de análisis es la mesa y la heterogeneidad territorial se procura resolver con métodos de análisis clúster, en el nivel comunal, mediante indicadores socio económicos y demográficos. Se trabajó paralelamente en R y en Julia.

Resultados nacionales

Los siguientes gráficos muestran las transferencias de los votos de la primera vuelta hacia la segunda.

Gráficos 1 y 2: distribución de los votos de primera vuelta entre Kast y Boric

Fuente: elaboración propia en base a modelo

Las conductas de los diversos electorados de primera vuelta responden a las lógicas esperables, con la excepción del voto de Parisi, quien transfiere un gran volumen de votos a Boric, en detrimento de Kast y superior a los traspasos que efectúa el resto; en cifras absolutas es casi idéntico al aporte del voto nuevo (más de 675.000) que apareció y que no estuvo presente en la primera vuelta. Parisi exhibió una baja abstención de menos de 80.000 (8.8%), y se inclinó fuertemente en favor de Boric en una relación de más de 5 a 1 frente a Kast.

Éste es el voto determinante en la victoria de Boric, pues las especulaciones apuntaban a que exhibiría una conducta inversa. Aquí radica la explicación del triunfo de Boric, pues de haber operado la decisión del PDG y del apoyo público de Parisi a Kast, el resultado final habría variado dramáticamente.

Se constata cómo ambos candidatos del balotaje, prácticamente no ceden votos, aunque el electorado de Kast de primera vuelta allega cierta votación mínima a Boric. Los electorados del resto de los candidatos, más nulos y blancos, siguen patrones lógicos.

Los traspasos cruzados de Provoste y Sichel se netean, con resultado de suma cero.

La abstención de los votos de primera vuelta fue mínima, alcanzó a poco más de 100.000, de los cuales la mayoría provino del electorado de Parisi.

El voto nuevo (no presente en primera vuelta) es significativo y, si bien favorece a Boric, su aporte a Kast también es alto, siguiendo una distribución más bien equilibrada de manera que la victoria de Boric no es atribuible a la emergencia de este voto nuevo.

A fin de clarificar mejor los traspasos, se consigna el cuadro que sigue.

Cuadro 1: porcentajes estimados de los votos de primera vuelta en la segunda

Boric_svKast_svNulos_svBlancos_svnoVoto_sv
boric_pv100.0%0.0%0.0%0.0%0.0%
kast_pv0.5%99.5%0.0%0.0%0.0%
sichel_pv23.6%75.4%0.5%0.0%0.5%
provoste_pv75.5%24.1%0.1%0.0%0.3%
parisi_pv75.2%14.7%1.1%0.2%8.8%
meo_pv87.2%12.5%0.2%0.0%0.0%
artes_pv98.6%0.5%0.1%0.0%0.8%
nulos_pv43.1%27.4%5.5%1.1%22.9%
blancos_pv30.9%39.9%2.6%3.3%23.2%
noVoto_pv8.6%7.4%0.6%0.2%83.2%

Fuente: elaboración propia en base a modelo

En las filas se aprecian las respectivas distribuciones de los votos y abstención de primera vuelta. Este cuadro permite entender mejor lo comentado en relación con los gráficos anteriores.

Se constata la gran diferencia que se manifiesta entre los traspasos de Parisi hacia Boric y Kast, al igual que la leve diferencia que se verifica en la distribución del voto nuevo (noVoto_pv) entre ambos candidatos. Esto reafirma con nitidez lo señalado con respecto al origen del triunfo de Boric.

De igual manera, se torna inteligible el neteo de las transferencias entre Provoste y Sichel. Sichel traspasa a Boric algo más de 210.000 y a Kast más de 670.000, mientras que Provoste aporta Kast poco menos de 200.000 y a Boric más 610.000.

De igual modo, se confirman las lógicas de las conductas de los votos de Artés, Meo, nulos y blancos.

Conclusiones

  • El factor desequilibrante en favor de Boric fue la conducta del electorado de Parisi, considerando que se presumía iba a cargarse hacia Kast.
  • La contribución del voto nuevo no es la causa fundamental.
  • Los trasvasijes de Provoste y Sichel, anulan mutuamente sus efectos hacia ambos candidatos de la segunda vuelta.
  • Los apoyos de Meo y Artés se sitúan dentro de lo esperado.

[1] El modelo fue creado por Daniel Fischer y está referido y aplicado en

Las vueltas de los gobernadores
Las primarias, las cifras y el paisaje
Quién votó por cada candidato
Categories
Electoral

Radiografía de Parisi y un examen adicional

Introducción

Como nunca, los resultados de la primera vuelta no permiten anticipar el desenlace del balotaje. Si bien los márgenes de incertidumbre de las votaciones de Provoste, Meo y Sichel no son altos, el elemento sorpresa lo ha constituido la gran votación de Parisi y las incertezas asociadas a la conducta de este electorado el 19 de diciembre.

Es así como el propósito central de este trabajo consiste en desentrañar el perfil del votante de Parisi y, desde ahí, prever su comportamiento en el balotaje. Con ese objeto, se corrieron modelos (ya utilizados anteriormente) de primera vuelta con las elecciones de mayo, concejales y convencionales, obteniendo los orígenes de la votaciones de cada candidato presidencial con base en los electorados de los partidos (en el caso de los concejales) y de las listas que concurrieron a la elección de convencionales.[1]

Perfil del votante de Parisi

Los modelos calcularon la composición del electorado de cada candidato presidencial a la primera vuelta. Puesto que es Parisi quien interesa, se analizará su votación, empleando agregados a fin de tornar más comprensible la información, si bien ésta se estructura partido a partido.

Modelo con elección de concejales

Primero se pasa revista a los resultados del modelo aplicado a la elección de concejales.

Cuadro Nº 1: votación de concejales

Parisi
Chile Vamos y republicanos22,628
AD137,234
PS-PPD-PR-PL156,005
DC-Ciudadanos-PRO86,277
Igualdad7,600
PTR10,915
Candidaturas independientes10,046
Nulos58,177
Voto nuevo400,519

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

La votación proveniente de Chile Vamos y republicanos –que es notablemente baja- corresponde en su totalidad a los independientes del pacto (6.773) y al PRI (15.828), en tanto el resto del electorado de los partidos de ese conglomerado no votó a Parisi. Se hace notar que un 32% de la votación del PRI de mayo se traspasó a Parisi.

En el caso de AD, son los independientes de Chile Digno (31.715) y del FA (47.776) quienes efectúan las contribuciones, junto al FREVS (57.745), no así los otros partidos; el FREVS traspasa a Parisi el 66.8% de su votación de concejales.

En el mundo PS-PPD-PR-PL, Parisi recibe votos desde los independientes del pacto (34.219) y el PR (114.822) quienes efectúan casi todo el aporte; el PPD no contribuye con sus votos y el PS le traspasa muy poco (6.602). Destaca el PR donde el 28.6% de su electorado de mayo es transferido a Parisi.

Dentro del pacto DC-Ciudadanos-PRO, la distribución entre los partidos y los independientes se encuentra bastante equilibrada; el traspaso del electorado del PRO es bajo en cifras absolutas pero equivale a un 44.9% de la votación obtenida en mayo; algo similar ocurre con el aporte de Ciudadanos, que se empina al 30%.

De los otros partidos resalta el PTR, con un aporte absoluto bajo pero que representa el 81.3% de su electorado de mayo, e Igualdad con un aporte menor. Los independientes del pacto Igualdad-PH no aportan votación a Parisi, como así tampoco lo hace el PH, ni los votantes de PEV y UPA. Las candidaturas independientes fuera de pacto contribuyen con el 11% de su electorado.

La transferencia de aquellos que votaron nulo en mayo asciende a 58.177, que traduce un importante 33.2% de su volumen. Los votos blancos no se traspasan a Parisi.

Finalmente, lo más relevante se sitúa en el voto nuevo, aquel que no acudió a las urnas en mayo y que supera los 400.000 votos (45% de toda la votación de Parisi). La conducta de este electorado es clave para el resultado del balotaje, considerando el origen del resto de la estructura de votación de Parisi.

Primero, una digresión referida al voto nuevo que aparece en cada elección. Con la excepción del plebiscito del año pasado, el voto nuevo ha favorecido abrumadoramente a la derecha, de manera persistente. Ha ocurrido en todos los balotajes desde la elección de 1999 -salvo el 2005 (Piñera-Bachelet)- inclusive con el voto nuevo (no presente en mayo) que apareció en las primarias legales de julio.

En lo que respecta a esta primera vuelta, el orden de magnitud de este nuevo voto (en relación con la elección de concejales) supera la cifra de 1.600.000 y la abstención (de los votantes de mayo) es de algo más de 1.000.000 de votos. Esto refrenda ciertas reflexiones que apuntan al reiterado ingreso y salida de votantes durante las últimas elecciones, desde el plebiscito.

En esta elección se confirma la tendencia, la suma de los votantes nuevos que apoyan a Kast, Sichel y Parisi asciende a cerca de un 65% del monto total de ese nuevo voto, de los cuales Parisi se lleva la no despreciable cantidad de algo más de 400.000.

Modelo con elección de convencionales

Para complementar la caracterización del perfil de votantes de Parisi, resulta conveniente analizar las transferencias de votos provenientes desde las principales listas que participaron en las elecciones de convencionales. El cuadro resumen sería el siguiente:

Cuadro Nº 2: votación de convencionales

Parisi
Candidaturas independientes82,708
Independientes por la nueva constitución14,717
Lista_del_Pueblo70,282
Resto de independientes185,516
PTR3,309
Nulos45,044
Voto nuevo489,157

Fuente: elaboración propia en base a modelo con convencionales1

Los electorados que respaldaron a las tres listas asociadas a las coaliciones (Unidad Constituyente, AD y Vamos por Chile) no ceden votación a Parisi. La cifra de los nulos se ajusta bien a sus símiles de concejales si se considera que no están consignados los escaños reservados. En consistencia con las elecciones de concejales, los votos blancos tampoco transfieren a Parisi.

Se confirma el volumen y orden magnitud del voto nuevo –no presente en mayo- que acude a votar a Parisi. Los casi 90.000 votos de diferencia en comparación con el voto nuevo de concejales, lo más probable es que corresponda a electores de escaños reservados.

Se constata que la Lista del Pueblo traspasa un bajo monto de sus votos a Parisi (70.282) lo cual equivale a 7.9% de su votación en mayo y esto contradice muchas especulaciones en torno a que quienes respaldaron dicha lista habrían votado masivamente a Parisi. Los independientes por la Nueva Constitución prácticamente no ceden votos a Parisi.

La mayor parte de las transferencias provienen de las múltiples listas de independientes, tanto desde las candidaturas independientes como de la gama variopinta de listas distritales que surgieron en dicho evento y que se agruparon en la categoría ‘resto de independientes’.[2]

Síntesis

Al pasar revista a toda la estructura de votación de Parisi –ya sea la que se conforma con concejales o con convencionales- surgen algunos elementos que concurren a caracterizar su perfil:

  • El voto de Parisi se compone, principalmente, de los diversos mundos independientes, dentro y fuera de pactos. Esto reafirma el carácter anti partido de sus votantes.
  • Aportan a su confección electorados de partidos con características especiales –en términos de representación e historia- cuyo origen está en el centro político y que carecen de una impronta ideológica nítida instalada en nuestra sociedad, con la excepción del PTR (el cual no es conocido nacionalmente).
  • Se alimenta fuertemente de un voto nuevo aparentemente distinto al que emergió en el plebiscito de octubre de 2020.
  • Aquellos partidos, coaliciones o listas de claro carácter ideológico y/o político no traspasan votación a Parisi.

Este perfil hace difícil predecir su comportamiento en la segunda vuelta. El enorme bolsón de voto nuevo y la labilidad del voto independiente tornan complejo anticipar qué ocurrirá con este electorado el 19 de diciembre. Con todo, se sugieren algunas pistas:

  • Es previsible que el respaldo de Parisi evidencie una abstención no menor a un 35%. Esto no es solo especulación, sino que también se funda en la gran abstención de su electorado en 2013 (71% según modelo aplicado a presidenciales de ese año). En este balotaje dicho fenómeno debiera adquirir proporciones menores, en virtud de lo siguiente:
    • La segunda vuelta de 2013 prácticamente carecía de competencia entre Bachelet y Matthei, lo que explica que la conducta del voto de Parisi no fuera la excepción; en el caso de Claude fue de más de 75%, Meo y Sfeir se aproximaron al 50% y, con la excepción de los electorados de las dos incumbentes, el resto de los candidatos exhibió grados de abstención manifiestos.
    • Este balotaje representa una encrucijada estratégica para Chile y se inscribe en un clima de polarización agudo, precedido por un estallido social aún con réplicas.
    • Los votos de Parisi provenientes de electorados de partidos debieran acudir a las urnas en una cuantía importante.
  • Independiente de la opción que defina el Partido de la Gente, las características de sus votantes no permiten aseverar que éstos se volcarán disciplinadamente en tal dirección, cuestión que, por lo demás, ocurre con todos los partidos en diversos grados.
  • Considerando los orígenes de aquel voto que no es nuevo y que proviene de partidos, debiera producirse un trasvasije mayor a Boric que hacia Kast, junto a un contingente no despreciable que se abstendría.
  • De los votos nuevos (que aparecieron en primera vuelta) que se repitan en diciembre, la mayoría debiera apoyar a Kast, de acuerdo al comportamiento histórico de este tipo de votante, que arrojan los modelos presidenciales desde 1999 en adelante.
  • La votación de Parisi, siendo muy singular, no necesariamente sería endosable.

Abstención

La composición de la abstención -referida a quienes votaron en mayo- resulta importante de detectar pues, en virtud de la importancia estratégica que reviste esta segunda vuelta (choque de dos trenes que pretenden llevar al país hacia estaciones que se encuentran en las antípodas),  no es aventurado presumir que quienes votaron en mayo serían candidatos para regresar a las urnas.

Al igual que con Parisi, y por las mismas razones, se presentarán resultados por agregaciones de interés y no partido a partido. El cuadro que resume los traspasos desde los concejales se muestra en lo que sigue:

Cuadro Nº 3: votación de concejales

Parisi
Chile Vamos y republicanos226,772
AD30,303
PS-PPD-PR-PL357,238
DC-Ciudadanos-PRO255,564
Igualdad6,009
Candidaturas independientes12,448
Nulos y blancos145,033

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

La abstención de  Chile Vamos y republicanos proviene de los independientes del pacto y alcanza a 196.654, que equivale al 32.4% de su votación; el PRI aporta 17.476 (35.4%) y la UDI 12.618, (3.2%); los partidos restantes no registraron abstención.

AD prácticamente exhibe muy poca abstención. El PC aporta la cifra de 14.042 (3.2%) y algo muy mínimo proviene de FREVS. Desde el FA no concurre a sufragar una porción significativa del electorado de Comunes (16.053), que equivale a 31.9%; los otros partidos del FA no presentan abstención.

En el mundo PS-PPD-PR-PL, de los independientes del pacto no vota un 53% (128.867) y de la votación del PR un 33.7% (135.096); el electorado del PPD se abstiene en un 17.3% (42.840) y del PS un 11.9% (50.434).

Los electores del pacto DC-Ciudadanos-PRO se abstienen también en medida importante; son los independientes de este pacto quienes registran un volumen que asciende a 143.349 (60.6%), seguidos por la DC con un 24.8% de sus votos que no concurrió a la primera vuelta (97.589); la abstención del electorado del PRO es baja en cifras absolutas pero equivale a un 28.7% de la votación obtenida en mayo; Ciudadanos no presenta abstención.

Un 11.1% de los votantes de Igualdad no acuden a las urnas (6.009). Los independientes del pacto Igualdad-PH, el PH, el PEV, PTR y UPA, no registran abstención. Las candidaturas independientes fuera de pacto se abstienen en un monto de 12.448 (13.5%).

La abstención de nulos y blancos en mayo asciende a 145.073, efectuando el mayor aporte los votos blancos (113.576) que asciende a 59.1% del total.

Se constata que los independientes dentro de pactos, en general, ostentan altos niveles de abstención. Si se le suma la abstención de las candidaturas independientes, nulos y blancos, se totalizan más de 626.000 votos cuya concurrencia a la segunda vuelta es muy incierta.

Al evaluar los orígenes de las restantes abstenciones, se trataría de un voto proclive a Boric y presumiblemente con mayor probabilidad de acudir con su voto al balotaje.

Kast está obligado a apelar a los casi 200.000 votos de independientes de derecha en mayo que se abstuvieron en primera vuelta, cifra que igual es bastante inferior a la suma de la abstención de independientes del sector de Nuevo Pacto Social.

Conclusiones

  • La preponderancia del voto independiente que apoya a Parisi introduce un fuerte elemento de duda acerca de su participación en la segunda vuelta.
  • Algo semejante ocurre con el volumen de abstención proveniente también de este mundo independiente.
  • Éste es un voto de rechazo a la política que no estaría necesariamente permeado por disyuntivas de futuro de país, como no sean la seguridad, la responsabilidad (del sistema político) y la estabilidad económica y social.
  • Los votos que provendrían desde los electorados de Parisi, de entre aquellos que concurran a sufragar, estarían distribuidos entre los dos candidatos al balotaje, aunque con preferencia a Kast. Habrá que ver si la no asistencia de Boric a Bad Boys le ocasiona algún perjuicio con este electorado.
  • Algo distinto ocurriría con el retorno de un voto que estuvo presente en mayo y no en la primera vuelta. Éste aparece más cargado a Boric aunque el gran aporte del electorado independiente incorpora incertezas, tanto en términos de su inclinación como de su participación.
  • Sobre el voto nuevo que habrá en segunda vuelta (que no participó en la primera). Su conducta dependerá de si el imaginario de cada chileno recrea el dilema del plebiscito de 2020 y la épica que provino del estallido social. Si no es así, lo más probable es que este nuevo voto siga la tendencia histórica, ya anotada y debiera favorecer predominantemente a Kast.

[1] El modelo fue creado por Daniel Fischer y está referido y aplicado en

Las vueltas de los gobernadores
Las primarias, las cifras y el paisaje
Quién votó por cada candidato

[2] El resto de los independientes es un agregado que se construyó con el sinnúmero de listas independientes desplegadas por el territorio nacional, excepcionando aquellas con expresión nacional. Por la misma razón, no hay homogeneidad política ni ideológica en su interior, sino que simplemente es un artificio matemático para poder incorporar a todo el mundo independiente en el análisis.

Categories
Electoral

Las Primarias, las Cifras y el Paisaje

  1. Introducción

Mucho se ha especulado acerca de los apoyos de la derecha como responsables del triunfo de Orrego en junio y ahora de la victoria de Boric en las primarias; también se ha especulado acerca de las conductas del mundo socialista y de los independientes. Lo cierto es que los análisis, al menos los que hemos tenido a la vista, que intentan explicar el paisaje político actual se efectúan con métodos de estadística descriptiva aplicados a los datos del SERVEL, mediante los cuales es imposible saber quién votó por quién, debido al secreto del voto.

La única manera de desentrañar dichos comportamientos es apelando a herramientas matemáticas de cierta sofisticación. Así lo hicimos con el balotaje de junio, en relación con la primera vuelta de gobernadores y con la elección constituyente, donde se demostró que no era la derecha la principal responsable de la derrota de Oliva, sino la ausencia de apoyo recibido por parte de la izquierda y del mundo independiente -en particular el directamente vinculado al 18-O- quienes no se sintieron representados por la candidata de Apruebo Dignidad.[1] Hasta ese momento ni Apruebo Dignidad ni Unidad Constituyente parecían haber establecido conexión con el movimiento de octubre.

Este estudio se basa en la aplicación del mismo modelo matemático utilizado en la segunda vuelta de gobernadores.[2] La metodología se explica en el anexo y su autoría pertenece a Daniel Fisher, quien la desarrolló con ocasión de las elecciones presidenciales de 2017.[3] La unidad de análisis es la mesa. Los resultados analizan los montos de transferencia hacia las candidaturas que compiten en las primarias, por parte de la votación alcanzada por los partidos en las elecciones de concejales y también de la votación obtenida por cada lista a la convencional, a modo de complemento analítico. En concreto, se trabajan los siguientes modelos por separado:

  1. Modelo de primarias con elecciones de concejales.

Calcula la distribución de la votación recibida por cada candidato, nulos, blancos y abstención de la votación de concejales, que se transmiten hacia los competidores en las primarias, más nulos, blancos e inasistencia a las urnas en este último evento.

  1. Modelo de primarias con elecciones constituyentes.

Calcula la distribución de la votación obtenida por cada lista, nulos, blancos y abstención de primera vuelta, que se aportan a los competidores en las primarias, nulos, blancos e inasistencia en las primarias.

Se aclara que el padrón y las mesas sufrieron cambios entre mayo y junio, no obstante éstos se asumen como marginales en comparación con el volumen del padrón, dado el escaso tiempo que media entre ambos eventos eleccionarios. Igualmente, aparecieron mesas en las primarias que no existían en junio, las cuales era imposible incluirlas en el modelo; con todo, este número de nuevas mesas es despreciable en comparación con la totalidad.

También se hace la prevención de que los resultados de las primarias –en el nivel de mesa- fueron extraídos de la página web del SERVEL el lunes 19 de julio, inmediatamente después de la elección, razón por la que las cifras pueden diferir de aquellas que resulten oficiales finalmente, una vez concluido el proceso de revisión del TRICEL. No obstante, estas diferencias son insignificantes.

  • Presentación de resultados

Las cifras expuestas deben asumirse como órdenes de magnitud, en razón de que provienen de modelos que son estocásticos, por ende éstas se sitúan dentro de intervalos de confianza.

Se debe tener presente que cuando se alude a los partidos, conglomerados y listas, la referencia directa es a la votación que obtuvieron éstos en las elecciones de mayo, puesto que el modelo se aplica a las primarias con relación a las elecciones de concejales y de la convención constituyente. Dicho de otro modo, se analiza la conducta de las bases de apoyo de mayo en las primarias, no la voluntad o posiciones adoptadas por los partidos.

De otro lado, en las elecciones de concejales no participaron las listas de independientes que sí lo hicieron en la constituyente, de modo que no se corresponden necesariamente las votaciones de los pactos de las coaliciones tradicionales que se repiten en ambas elecciones. Esto es importante, pues justamente esa no correspondencia concurrirá a dar cuenta de los niveles de volatilidad de las bases de sustentación actuales de los partidos, su permeabilidad con los acontecimientos que se suceden a partir del 18 de octubre de 2019.

Podría aventurarse que los montos de las votaciones de las listas conformadas por los partidos tradicionales, en la elección constituyente, se acercarían mejor a los grados de apoyo más duros de estos partidos. Ello debido a la enorme fuga de electores de los partidos hacia las listas de independientes, que se registra en la constituyente –tanto en la derecha como en la oposición- y que se analizará. Luego, las transferencias que efectúan estos pactos de partidos, hacia los distintos candidatos de ambas coaliciones que compiten en las primarias,  responden más fielmente a su conducta política frente a este evento.

Se aclara igualmente que este estudio no se abocará al análisis de perfiles de los votantes que apoyan a cada partido o pacto, si bien se extrae una ingente información que permitiría realizarlo.

Finalmente, se especifica que en las primeras secciones se trabajará solamente con porcentajes, a fin de lograr una mejor comprensión por parte del lector. En la última sección, referida a la situación de base actual, el análisis se basará en cifras absolutas.

  • Participación

En las elecciones de concejales y de convencionales existe la abstención, sin embargo en el caso de las primarias no es correcto hablar de abstención, más bien se trata de gente que no participó en dicho evento. Es esperable que parte importante del electorado, independiente de los pactos, no asista a pronunciarse en las primarias; de este modo, no debe sorprender si se registran participaciones bajas, incluso de los propios pactos comprometidos en las primarias.

El cuadro que sigue muestra los partidos cuya votación de mayo se volcó entera a las primarias.

Cuadro Nº 1

PartidoParticipación
PH100.0%
RD100.0%
Evopoli100.0%
Convergencia Social100.0%
Republicanos100.0%

Fuente: Elaboración propia

Con la excepción del partido humanista, el resto estaba directamente involucrado en unas primarias que no tenían resultados anticipados. El cuadro denota el alto grado de compromiso asumido por RD, CS y Evopoli.

  • Unidad Constituyente

Puesto que Unidad Constituyente no participó en estas primarias legales, conviene analizar su participación en este evento.

Cuadro Nº 2

PartidoParticipación
PS30.6%
PPD20.3%
DC15.0%
Ciudadanos84.1%
PRO11.3%
Independientes PS-PPD2.5%
Independientes DC-PRO-Ciudadanos0.0%
PR0.0%
PL62.6%

Fuente: Elaboración propia

En general, se advierte una escasa participación de los integrantes de este pacto, en las primarias, como era de esperar en tanto no participaban en este evento. Y los diversos grados de participación entre los partidos también guardan cierta coherencia con el presumible interés que debían tener y los lazos de cada uno con las coaliciones que integran Apruebo Dignidad, incluso con la derecha.

Exceptuando a Ciudadanos y al Partido Liberal, las concurrencias de las votaciones del resto de los partidos es baja, aunque más de lo esperable, lo que denota interés de la base de apoyo de estos partidos por incidir en el resultado de estas primarias; esto se abordará en los análisis posteriores.

Las cifras son bastante lógicas y en correspondencia con las especulaciones previas; que el partido socialista supere al PPD y a la DC está en sintonía con que dentro del llamado pueblo socialista existían compromisos cruzados con el mundo de Apruebo Dignidad (en menor medida también al interior del PPD).

En el caso del PL no debe olvidarse su reciente incorporación a Unidad Constituyente, después de una larga trayectoria en el Frente Amplio; más aún, por razones de tiempos políticos, terminaron compitiendo en las elecciones de concejales en pacto con esta coalición. Ciudadanos, como se verá más adelante, pareciera haber estado bastante preocupado de un desenlace en las primarias que favoreciera a candidatos de determinado perfil.

La participación de la DC es baja y coherente con su condición de no vinculante en estas primarias y sus propias pretensiones presidenciales. Y la del PRO, tal como se observará, está ligada a su estadía en Chile Digno. La transferencia de los independientes, de ambos pactos, es casi nula y lógica, en virtud de su menor grado de compromiso político. El electorado radical no concurre a las primarias, en su totalidad.

  • Frente Amplio

La participación de los partidos del FA se resume en el siguiente cuadro.

Cuadro Nº 3

PartidoParticipación
Comunes43.7%
CS100.0%
RD100.0%
Independientes pacto65.2%

Fuente: Elaboración propia

Los electorados de CS y de RD se vuelcan enteros a las primarias, manifestando su fuerte compromiso con éstas. Comunes, en cambio, exhibe una participación más bien baja, en comparación con sus aliados; si bien el orden de magnitud se sitúa dentro de ciertos parámetros normales para una primaria, ésta en particular tuvo peculiaridades de participación que se salió de la norma.

Los independientes de este pacto asistieron también en un alto grado de concurrencia.

  • Chile Digno

La participación de Chile Digno y su espacio más allá del pacto, se muestra a continuación.

Cuadro Nº 4

PartidoParticipación
PC86.7%
FREVS5.8%
Igualdad63.0%
Independientes Igualdad-PH74.5%
Independientes pacto64.1%

Fuente: Elaboración propia

La participación del electorado del PC es muy alta y en línea con sus intereses presidenciales.

La casi nula presencia de la base de apoyo del FREVS seguramente tributa al origen y las singularidades de este partido y su electorado, los cuales no encajan en los moldes de izquierda clásicos.

La participación de Igualdad y de los independientes de Igualdad-PH refleja el alto interés y grados de compromiso de este sector con estas primarias.

  • Derecha

El cuadro que sigue sintetiza la participación de la derecha.

Cuadro Nº 5

PartidoParticipación
Evopoli100.0%
PRI0.0%
RN52.7%
UDI60.2%
Independientes Chile Vamos23.1%
Republicanos100.0%

Fuente: Elaboración propia

Tal como se vio, Evopoli y Republicanos movilizan a todo su electorado a votar en las primarias. Lo interesante de ambos es estudiar cómo se comportan sus transferencias, tanto hacia los candidatos de derecha como a los de Apruebo Dignidad.

La mitad de quienes apoyaron a RN en mayo acude a las primarias, participación que no es mala para una primaria en general pero que en este caso refleja las complicaciones de este partido para enfrentar dicho compromiso. En torno al 60% del electorado de la  UDI se pronuncia en las primarias, lo que manifiesta una presencia importante y el interés en la definición del presidenciable de la derecha.

Los independientes de Chile Vamos concurren con un 23% de su votación, lo que está en sintonía con la conducta de los independientes en general. El PRI se resta de las primarias.

  • Otros partidos

Se consigna la conducta de la votación de otros partidos.

Cuadro Nº 6

PartidoParticipación
PEV77.0%
Trabajadores Revolucionarios0.0%
Unión Patriótica90.4%

Fuente: Elaboración propia

Las participaciones del PEV y de UPA en las primarias son altísimas, más aun considerando que no eran vinculantes. Ello demuestra el interés que mantiene su electorado con lo que sucede en la izquierda.

Los trabajadores revolucionarios no participan en las primarias.

  • Candidaturas independientes

Cuadro Nº 7

PartidoParticipación
Independientes50.6%

Fuente: Elaboración propia

Quienes respaldaron candidaturas independientes en las elecciones de concejales concurren a votar en las primarias en una cuota importante, signo de que no les resulta indiferente quién represente a los distintos espacios -sean de izquierda o derecha- en la primera vuelta presidencial.

  • Votación de la Convención Constituyente

Se complementa lo anterior con la participación en las primarias de las votaciones de las listas a la Convención Constituyente.

Cuadro Nº 8

PactoParticipación
Vamos por Chile71.4%
Lista del Apruebo18.2%
Apruebo Dignidad55.6%
Lista del Pueblo49.8%
Independientes por la Nueva Constitución55.5%
Wallmapu74.5%
Voces constituyentes97.9%
Resto independientes44.4%

Fuente: Elaboración propia

Vamos por Chile exhibe una importante participación en las primarias, cuestión que confirma que para este conglomerado las primarias debían transformarse en una gran demostración de fuerza, considerando que flotaba en el ambiente una sensación creciente y pública que daba por moribunda a esta coalición, a partir de los resultados del plebiscito de 2020. Más adelante se estudiará la magnitud del apoyo que sectores de esta coalición entregaron a Boric.

En la vereda contraria -como era lógico en virtud de su prescindencia de las primarias- se sitúa la Lista del Apruebo, con una participación de 18.2% de la votación obtenida en la elección constituyente.

La Lista del Pueblo y los Independientes por la Nueva Constitución observan presencias no despreciables en las primarias, lo que da cuenta del interés que despertaban estos comicios, principalmente en el mundo de la izquierda, en términos de la importancia que revestía si el presidenciable resultante era uno u otro.

Apruebo Dignidad exhibe una participación (sobre el 55.6%) que se encuentra por sobre los órdenes históricos de una primaria, lo cual refrenda la importancia asignada a esta elección y el simbolismo político asociado a cada candidato.

Un 75% del respaldo de Wallmapu en mayo acude a votar en estas primarias, evidenciando su gran interés en su desenlace. La votación de Voces Constituyentes concurre casi en su totalidad a las primarias.

El resto de los independientes es un agregado que se construyó con el sinnúmero de listas desplegadas por el territorio nacional, fuera de las consignadas en el cuadro. Por la misma razón, no hay homogeneidad política ni ideológica en su interior, sino que simplemente es un artificio matemático para poder incorporar a todo el mundo independiente en el análisis. Fue a votar a las primarias la mitad de la votación global obtenida en mayo.

Reiteramos que en toda primaria concurren porciones menores de votantes en comparación con las elecciones regulares y, en este caso, además debe considerarse que la elección constituyente manifestó singularidades, como por ejemplo que mucha votación de partidos se dirigió hacia las diversas listas de independientes. Es por ello que las cifras de participación del mundo independiente en las primarias hay que leerlas también en esta clave.

  • Transferencia de votos hacia Boric y Jadue
    • Frente Amplio

Se listan los traspasos, hacia ambos candidatos, que provienen de los respaldos de los partidos del FA en las elecciones de concejales. Se reitera que los porcentajes corresponden a las votaciones de los partidos en dichas elecciones, lo que equivale a hablar de su base de apoyo social -en las comunas donde concurrieron- que es mucho más amplia que su base militante.

También hay que tener presente que el FA y Chile Digno confeccionaron listas en conjunto, debido a las ausencias y presencias regionales de los distintos partidos. La imagen en las comunas, más aún con la conformación del pacto Apruebo Dignidad para la Convención Constitucional, fue que ambos pactos formaban parte de una misma identidad y se realizó un trabajo estrecho con miras a las elecciones municipales y a la constituyente.

Cuadro Nº 9

PartidoBoricJadue
Comunes9.6%34.1%
CS65.2%30.3%
RD77.8%19.3%
Independientes pacto27.5%19.5%

Fuente: Elaboración propia

Salvo la votación de Comunes, los otros dos partidos y los independientes favorecen a Boric, como era de esperar. Resalta el macizo apoyo de RD, lo cual se explica en parte por ser el partido del FA más distante del partido comunista.

Convergencia Social cede a Jadue un porcentaje mayor que el de RD, lo que aparentemente puede sonar contradictorio, sin embargo se debe tener en consideración lo dicho en relación con el carácter de la votación, a los intercambios de apoyo con el PC, suscitados en virtud de las especificidades de cada comuna y del trabajo unificado –alcaldes y CC- ya consignado; es posible también que incida el deterioro de la imagen de Boric con ocasión del acuerdo de noviembre de 2019.

El caso de Comunes requiere detenerse, pues escapa a las lógicas esperables. Destaca la escasa transferencia de votos a Boric, el muchísimo mayor apoyo a Jadue y la enorme inasistencia a las urnas en las primarias, a diferencia de sus aliados. No obstante, estas cifras también pueden estar influidas por los intercambios de apoyos comunales y por características de su base eleccionaria que pudieran ser distintas a las de los otros partidos del FA.

El traspaso de votación de los independientes sigue la lógica de las conductas del resto de los independientes dentro de pactos.

  • Chile Digno

El cuadro que sigue muestra la conducta de los partidos de este espacio, aun cuando algunos hayan estado en otros pactos.

Cuadro Nº 10

PartidoBoricJadue
PC27.8%51.5%
FREVS0.0 %5.8%
Igualdad27.0%25.9%
Independientes Igualdad-PH33.8%23.0%
Independientes pacto33.5%24.1%

Fuente: Elaboración propia

Las cifras asociadas a la votación del PC son coherentes y la transferencia a Boric también puede estar influida por las singularidades comunales. El apoyo cerrado del FREVS a Jadue responde a su domicilio político y a la falta de sintonía que tendría este conglomerado con el FA.

La votación que respaldó a Igualdad en mayo divide sus preferencias de manera equitativa entre Boric y Jadue, con una muy tenue opción hacia el primero. Y los independientes del pacto Igualdad-PH, marcan una opción clara a favor de Boric. Estos traspasos pueden estar asociados a su base de pasado frenteamplista, que está al margen de las sensibilidades de Igualdad con el FA.

Los independientes del pacto sostienen una conducta propia y más identificada con Apruebo Dignidad que con su pacto específico debido, probablemente, a los trabajos conjuntos realizados por ambos pactos para las elecciones de mayo.

  • Unidad Constituyente

El cuadro que sigue consolida los traspasos de cada partido de Unidad Constituyente, aun cuando éstos iban en distintos pactos.

Cuadro Nº 11

PartidoBoricJadue
PS12.5%13.3%
PPD4.4%9.7%
DC5.1%3.5%
PRO0.0%10.8%
PL40.7%15.3%
Ciudadanos34.0%0.4%
PR0.0%0.0%
Independientes PS-PPD0.9%1.6%
Independientes DC-PRO-Ciudadanos0.0%0.0%

Fuente: Elaboración propia

La votación del partido socialista, en las elecciones de concejales, se hace presente en estas primarias en el orden de un 30%, volcándose casi toda hacia Apruebo Dignidad. Distribuye sus transferencias casi equitativamente entre Boric y Jadue, evidenciando una leve inclinación hacia este último; si bien se especulaba que parte de su base de apoyo participaría en las primarias y que se dividirían entre ambos candidatos, no existía claridad acerca de la relación que se verificaría. El empate técnico no debiera sorprender, a la luz de ciertos pronunciamientos públicos de apoyo a uno y otro, previos a las elecciones.

La conducta del PPD guarda también relación con las características de su base electoral. Se abstiene de participar en las primarias en un 80% y su mayor apoyo a Jadue puede estar asentado en bases de corte socialista que aún conserva desde su origen y, quizás también porque podría ver en Boric un peligro para su propio espacio.

En el caso de la democracia cristiana el comportamiento de su votación es consistente, prácticamente no participa en unas primarias con las cuales no se identifica y quienes lo hacen se distribuyen entre la derecha –se analizará más adelante- y Apruebo Dignidad, privilegiando este último espacio. Éstos favorecen más a Boric, lo que podría indicar un voto más estratégico de impedir el triunfo de un presidenciable comunista con opciones en la primera vuelta.

La conducta del PRO es consistente con su reciente pasado en Chile Digno. Prácticamente se resta de las primarias y quienes asisten votan a Jadue. Los votos de ciudadanos –quienes apoyan de preferencia a los candidatos de derecha en estas primarias- se vuelcan completamente a Boric, pudiendo constituir más un voto estratégico de anular el peligro de un candidato comunista que de apoyo real a Boric.

La votación radical, como ya se consignó, se resta de participar en las primarias.

  • Derecha

El siguiente cuadro consigna la distribución de los votos de derecha en las elecciones de concejales, hacia Boric y Jadue.

Cuadro Nº 12

PartidoBoricJadue
Evopoli15.8%0.0%
PRI0.0%0.0%
RN8.5%0.0%
UDI8.8%0.0%
Independientes Chile Vamos6.6%0.5%
Republicanos9.9%0.0%

Fuente: Elaboración propia

Se constata participación de la votación de derecha en las primarias de Apruebo Dignidad y dirigida totalmente a Boric. En efecto, el temor a Jadue se tradujo en que la derecha acudiera a votar por Boric.

Destacan Evopoli y el PRI diferenciándose del resto -incluido el partido republicano- que se sitúa en órdenes similares (9%). El electorado de Evopoli en las elecciones de concejales transfiere cerca de un 16% a Boric y el PRI no se manifiesta en las primarias.

  •  Otros partidos

Se consigna la conducta de la votación de otros partidos.

Cuadro Nº 13

PartidoBoricJadue
PEV39.5%13.8%
PH24.9%29.0%
Trabajadores Revolucionarios0.0%0.0%
Unión Patriótica0.0%65.6%

Fuente: Elaboración propia

Los ecologistas verdes asisten a votar en las primarias, en un monto importante, privilegiando a Boric en una relación de tres a uno. Éste es un fenómeno a considerar, pues este partido no estaba directamente interpelado en las primarias y, sin embargo, concurre masivamente a votar manifestando un evidente interés en ellas.

El privilegio que realiza la votación humanista hacia Jadue no debe sorprender, en virtud de cercanía con ese espacio.

La votación de los Trabajadores Revolucionarios se resta de participar en las primarias, en su totalidad, lo cual da cuenta de su completa indiferencia con éstas.

Unión Patriótica transfiere el 66% de su votación a Jadue y nada a Boric, incluso traspasa porcentajes menores a candidatos de la derecha, cuestión que se verá después.

  • Candidaturas independientes

Cuadro Nº 14

PartidoBoricJadue
Independientes23.0%11.6%

Fuente: Elaboración propia

Las votaciones de las candidaturas independientes traspasaron importantes montos a Apruebo Dignidad. El apoyo a Boric es nítido, dobla a Jadue.

  • Votación de la Convención Constituyente

Se pasa revista también a los resultados que arroja el modelo con la elección de constituyentes.

Cuadro Nº 15

PactoBoricJadue
Vamos por Chile12.1%0.7%
Lista del Apruebo7.3%1.7%
Apruebo Dignidad25.1%23.9%
Lista del Pueblo21.5%23.4%
Independientes por la Nueva Constitución15.0%5.7%
Wallmapu33.9%18.4%
Voces constituyentes64.9%24.2%
Resto independientes17.4%12.7%

Fuente: Elaboración propia

En el caso de Vamos por Chile se observa que, desde el mismo piso duro de la derecha se transfiere una cantidad de votos relevante a Boric –en línea con lo anotado anteriormente con respecto a las elecciones de concejales- y que refleja su reacción con miras a impedir que Jadue acceda a la primera vuelta presidencial.

La Lista del Apruebo es consistente con su condición de no vinculante en estas primarias. Concurre muy poco votante de mayo y éste se expresa de manera contundente por Boric; igual se evidencia la intención de intervenir en la línea de impedir el triunfo de Jadue.

La votación de Apruebo Dignidad distribuye sus traspasos entre ambos candidatos, privilegiando levemente a Boric, cuestión que demuestra el equilibrio interno entre el FA y Chile Digno.

La asistencia a las primarias de los votantes de la Lista del Pueblo también se distribuye de manera equitativa, pero favoreciendo a Jadue, lo cual es coherente con este perfil de votante.

Quienes apoyaron a los Independientes por la Nueva Constitución se pronuncian fuertemente hacia Boric.

Wallmapu aporta un 33.9% de su votación a Boric, casi doblando el traspaso a Jadue. Considerando la afluencia que manifiesta en estas primarias, se trataría de una expresión política manifiesta. La transferencia que realiza Voces Constituyentes también es maciza, considerando que su votación se volcó casi en su totalidad a las primarias. El agregado ‘Resto de Independientes’ igual traspasa en torno a un 17% de su votación a Boric, versus el 13% a Jadue.

  • Transferencia de votos hacia los candidatos de Vamos por Chile
    • Derecha

A continuación, se presenta la distribución de los votos obtenidos por la derecha en la elección de concejales, entre los candidatos de la derecha en las primarias.

Cuadro Nº 16

PartidoLavínBrionesSichelDesbordes
Evopoli19.8%20.6%43.7%0.0%
PRI0.0%0.0%0.0%0.0%
RN13.3%5.0%21.1%4.7%
UDI21.7%5.9%21.2%2.5%
Republicanos37.9%12.5%39.6%0.0%
Independientes Chile Vamos3.5%0.0%9.8%2.1%

Fuente: Elaboración propia

Evopoli distribuye equitativamente su votación entre Lavín y Briones, en torno al 20%, y traspasa el grueso de su votación a Sichel, como era de esperar, con cerca del 44%; no transfiere votos a Desbordes.

RN aporta alrededor de un 5% de su votación de mayo a Desbordes, cifra idéntica a la que transfiere a Briones y, desconociendo a su propio candidato, vuelca su votación hacia Sichel principalmente y Lavín. Esta conducta podría leerse como una acción deliberada tendiente a incidir en el desempeño de aquellos candidatos más competitivos y, por lo tanto, señalaría que su preocupación mayor pudo haber estado puesta en quién debería constituir el mejor exponente de la derecha en noviembre.

El electorado de la UDI distribuye sus preferencias entre Lavín y Sichel en forma idéntica, evidenciando sus tensiones internas frente las disyuntivas internas de la derecha. Abandona a Lavín como su representante por excelencia.

El PRI, ya se sabe, se restó en las primarias.

  • Unidad Constituyente

El cuadro que sigue consolida los traspasos de cada partido de Unidad Constituyente, aun cuando éstos iban en distintos pactos.

Cuadro Nº 17

PartidoLavínBrionesSichelDesbordes
PS0.0%0.0%2.9%1.7%
PPD1.4%0.0%2.9%1.9%
DC2.4%0.0%1.8%2.0%
PRO0.0%0.0%0.0%0.5%
PL0.0%2.0%0.0%4.6%
Ciudadanos8.5%20.1%13.4%5.6%
PR0.0%0.0%0.0%0.0%
Independientes PS-PPD0.0%0.0%0.0%0.0%
Independientes DC-PRO-Ciudadanos0.0%0.0%0.0%0.0%

Fuente: Elaboración propia

Los electorados del PS, PPD y de la DC que participan en las primarias, traspasan una muy escasa votación a los candidatos de derecha. Los montos son muy bajos y dan cuenta de un comportamiento coherente con su no vinculación en las primarias y su ausencia de identificación con el mundo de la derecha.

Los votantes del partido liberal transfieren en torno al 5% de su votación de concejales a Desbordes y un 2% a Briones.

Ciudadanos, por su parte, confiere apoyos a los distintos candidatos de la derecha cuyo monto agregado supera lo que brinda a Boric. Esto es relevante, en lo que respecta a las identificaciones de su electorado, pues éste concurre masivamente a unas primarias, donde no está involucrado su sector, para participar principalmente en el espacio de la derecha.

Tanto el PRO, como el PR, más los independientes de este sector no votan a los candidatos de la derecha.

  • Frente Amplio

El cuadro que continúa, contempla las transferencias hacia los candidatos de la derecha, desde el electorado del FA.

Cuadro Nº 18

PartidoLavínBrionesSichelDesbordes
Comunes0.0%0.0%0.0%0.0%
CS0.0%0.7%3.8%0.0%
RD0.6%2.3%0.0%0.0%
Independientes pacto1.9%1.2%11.6%1.8%

Fuente: Elaboración propia

En general, el FA prácticamente no aporta votación a los candidatos de la derecha, como es obvio. Comunes no traspasa ningún voto. La votación de CS en concejales ejecuta transferencias menores a Briones y a Sichel, cuestión que debe estar asociada a sus apoyos más blandos y menos ideológicos.  RD también traspasa votación menor, pero no a Sichel.

La conducta de los independientes sigue la lógica del resto de los independientes dentro de pactos.

  • Chile Digno

El cuadro que sigue muestra la distribución de la votación de concejales de los partidos de este sector, en las candidaturas de la derecha.

Cuadro Nº 20

PartidoLavínBrionesSichelDesbordes
PC3.2%0.0%1.9%1.1%
FREVS0.0%0.0%0.0%0.0%
Igualdad2.1%0.0%6.6%0.0%
Independientes Igualdad-PH0.8%0.3%11.4%2.8%
Independientes pacto0.0%0.0%6.4%0.0%

Fuente: Elaboración propia

Llama la atención el 6% del electorado del PC que interviene en la primaria de la derecha, privilegiando a Lavín. No son pocos votos aunque podría estar relacionado con el fenómeno transversal -destacado en el estudio referido a la segunda vuelta de los gobernadores- donde la motivación principal por participar estuvo puesta en la elección de los constituyentes y que las otras elecciones no concitaron el mismo interés. Se trataría de parte de la fuga de votos del PC, que se abordará más delante de un modo más general.

  • Otros partidos

Se consigna la conducta de la votación de otros partidos.

Cuadro Nº 19

PartidoLavínBrionesSichelDesbordes
PEV4.9%1.2%14.0%1.8%
Trabajadores Revolucionarios0.0%0.0%0.0%0.0%
Unión Patriótica0.0%0.0%20.0%4.3%

Fuente: Elaboración propia

Los ecologistas verdes transfieren votación importante a la derecha, si bien el grueso de su asistencia participa en la primaria de Apruebo Dignidad. El traspaso a Sichel es alto, en comparación con los otros candidatos de la derecha. Unión Patriótica traspasa una votación aún mayor a la derecha, favoreciendo a Sichel con un 20%.

La votación de los Trabajadores Revolucionarios, como ya se anotó, se resta de participar en las primarias.

  • Candidaturas independientes

Cuadro Nº 21

PartidoLavínBrionesSichelDesbordes
Independientes0.0%0.8%13.3%0.4%

Fuente: Elaboración propia

La votación que respaldó a candidaturas independientes de concejales, transfiere alrededor de un 13% a Sichel, confirmando la interpelación que realizó este candidato a ese mundo con la proyección de su imagen en la campaña.

  • Votación de la Convención Constituyente

El siguiente cuadro exhibe los traspasos de votación a los candidatos de derecha por parte de las diversas listas que compitieron en la elección de convencionales.

Cuadro Nº 22

PactoLavínBrionesSichelDesbordes
Vamos por Chile19.3%7.8%28.0%3.5%
Lista del Apruebo2.8%0.3%3.8%1.9%
Apruebo Dignidad0.7%0.4%3.7%1.0%
Lista del Pueblo0.4%0.3%3.4%0.3%
Independientes por la Nueva Constitución4.6%1.3%13.5%3.9%
Wallmapu0.0%2.2%19.7%0.0%
Voces constituyentes0.0%0.0%8.8%0.0%
Resto independientes2.4%1.6%7.8%1.5%

Fuente: Elaboración propia

Los votantes de Vamos por Chile distribuyeron sus traspasos entre los cuatro candidatos, otorgándole una visible superioridad a Sichel, seguido a distancia por Lavín y muy por debajo se sitúan Briones y Desbordes. Se trata de un voto duro, tanto desde la base que lo efectúa como también por su direccionalidad; representa lo más químicamente puro de la voluntad de la derecha de hoy.

La lista del Apruebo, prácticamente no transfiere votos al mundo de la derecha. Como así tampoco Apruebo Dignidad. Ambas deslizan leves transferencias hacia Sichel.

La Lista del Pueblo no traspasa votos, salvo una pequeña porción a Sichel. Una conducta parecida expresa Voces Constituyentes, aunque con una opción bastante más marcada hacia Sichel.

Los Independientes por la Nueva Constitución se manifiestan más claramente en la primaria de la derecha, efectuando una transferencia mayor a Sichel, del orden de un 14%.

Llama la atención el comportamiento de la votación de Wallmapu, quienes no traspasan muchos votos a los candidatos, con la excepción de Sichel, quien cosecha cerca de un imponente 20%, superior incluso a lo que recibió Jadue.

El agregado de Resto de Independientes, transfiere votación a la derecha, privilegiando a Sichel con 8%.

Se puede afirmar que es Sichel quien se ve favorecido con los traspasos de votantes del mundo independiente y de las listas de oposición.

  • Estado de la situación de base

No se trabajarán escenarios pues la ausencia de Unidad Constituyente y de la Lista del Pueblo en las primarias impide desarrollar un análisis riguroso y equitativo entre las fuerzas en competencia. La modalidad de análisis empleada para ambos tendría que ser distinta a las construcciones que se realicen para Boric y Sichel, debido a la falta de información. En el caso de las dos primeras agrupaciones, el análisis se basaría en comparaciones de las elecciones de mayo, complementadas con los resultados del modelo aplicado a las primarias y elecciones constituyentes; y en lo que respecta a Boric y Sichel, se analizarían esencialmente los resultados del modelo aplicado a las primarias y elecciones de concejales, complementado con los resultados del modelo aplicado a las primarias y elecciones constituyentes.

No habría sido serio emprender estos caminos, en tanto no son equivalentes, cotejables, ni menos aún integrables. Se ensayó igualmente dicha posibilidad, pero se producían ruidos y la integración de ambos trayectos separados forzaba la imposición de muchos supuestos, algunos de ellos heroicos. Con todo, se acumuló un material importante que servirá en la perspectiva de realizar este trabajo a fines de agosto y que se aboque a la construcción de escenarios de partida con vistas a la primera vuelta. Y con la claridad acerca de quién representará a Unidad Constituyente, la inscripción del candidato de la Lista del Pueblo y con la confirmación de todos los presidenciables realmente en carrera.

Esperamos realizar ese estudio sobre la base de los dos trabajos realizados –el estudio de la segunda vuelta de gobernadores y éste- más los resultados de las primarias convencionales de Unidad Constituyente y la aplicación de nuevos modelos con ese prisma. No obstante, en lo que sigue, se destacan algunos elementos de análisis que operan en esa dirección y esbozan lo que se podría designar como la situación basal, al día de hoy.

  • Participación en las primarias

Estas primarias se destacaron por la enorme afluencia de votantes, marcando un récord histórico para este tipo de eventos.

Cuadro Nº 25

CoaliciónVotación primarias
Chile Vamos1.320.439
Apruebo Dignidad1.718.019

Fuente: Elaboración propia

Podría pensarse que éstos serían los pisos verdaderos desde donde se pararían ambos candidatos en el punto inicial, más aún si se observa que la votación de Chile Vamos es bastante similar a la alcanzada en la Convención Constitucional. Sin embargo, ello no sería riguroso y operar con esa lógica podría llevar a engaños.

Hay varias razones para sostener esta afirmación. La primera es que toda primaria, como ya se ha dicho anteriormente, carece de la convocatoria de una elección regular y está sesgada por las coaliciones que compiten en ellas, cuestión que ocasiona descontrapesos y distorsiones en la participación.

En segundo lugar, se producen cruces de votos, principalmente si en las competencias existen tipos de candidatos que generan emociones encontradas fuera de su propia coalición, como sería el caso de Jadue por ejemplo. Tercero, participan adherentes de otras coaliciones que no están concursando, con el objeto de influir en los resultados de los virtuales oponentes.

Finalmente, se debe resaltar dos grandes ausencias, Unidad Constituyente y la Lista del Pueblo. Una vez constituidas formalmente ambas candidaturas presidenciales, la geometría del punto de partida cambia y es ése el estado desde donde interactúan los pisos reales.

  • Distribución de los votos en las primarias

Puesto que el objetivo es acercarnos al estado del arte del momento, no habrá análisis de los traspasos de la votación –cuestión de se hizo en las secciones anteriores- sino que se trabajarán los montos, diferenciando el tipo de votante.

  • Transferencia de votos hacia Boric y Jadue

En aras de la claridad, las transferencias se agrupan por coaliciones. El agregado con el nombre de derecha comprende a Chile Vamos y el Partido Republicano. Apruebo Dignidad incorpora a Igualdad. Quedan fuera el resto de los partidos, independientes y las transferencias desde los nulos, blancos y del nuevo voto (no presente en mayo). Del mismo modo, de las listas de constituyentes, solo se incorporan las transferencias de aquellas asociadas a los partidos institucionales.

Cuadro Nº 26

 Concejales  
 BoricJadueTotal
Derecha173,9603,275177,235
Unidad Constituyente95,208107,127202,336
Apruebo Dignidad534,641493,3371,027,978
 Convención Constituyente  
 BoricJadueTotal
Vamos por Chile142,0617,897149,958
Lista del Apruebo60,51913,76474,283
Apruebo Dignidad269,048255,613524,661

Fuente: Elaboración propia

Lo primero a destacar es el caudal de votos que le aporta la derecha a Boric, fenómeno que es visible en ambas votaciones de mayo. Se aprecia un orden de magnitud similar entre los traspasos desde concejales y desde la elección de constituyentes, aun cuando existen las fugas, ya analizadas; esto se traduce en que la transferencia de la derecha a Boric provino desde su sector duro y la diferencia –que es menor- podría explicarla la fuga de votos de la derecha que ya se analizó. Efectivamente, ésta se movilizó en orden a impedir un desenlace favorable a Jadue. Sin duda, éste es un voto que no estará apoyándolo en la primera vuelta. Este voto es transversal en todo Chile y está muy lejos de ser patrimonio de las comunas ricas.

Se advierte una coincidencia entre la votación alcanzada por Apruebo Dignidad en la constituyente y la auto transferencia de votos que realiza este sector, desde las elecciones de concejales a las primarias. Proporciona una pista acerca del piso de Boric, sin embargo hay que incorporar al análisis los montos de votos de este sector que no concurrió a las primarias, al mismo tiempo que los rechazos de Igualdad, las fisuras al interior de Chile Digno e incluso cierta votación del propio Frente Amplio que podría restarse. Todos estos aspectos se potenciarán y se colocarán en tensión ante la irrupción del candidato presidencial de la Lista del Pueblo.

En lo que respecta a Unidad Constituyente, se aprecia una diferencia sustantiva entre ambos traspasos. Se podría colegir que la transferencia alrededor de 74.000 votos de la Lista del Apruebo constituiría la intervención del voto duro de esa alianza en las primarias de izquierda. La diferencia del orden de 130.000 votos ingresaría a  la categoría de volátiles y en disputa y, en gran medida, dependerían del desenlace de las primarias convencionales de este mundo, junto con el carácter, fuerza y focalización que adquiera su campaña presidencial.

  • Transferencia de votos hacia los candidatos de la derecha

Se realiza el mismo ejercicio anterior.

Cuadro Nº 27

 Concejales
 LavínBrionesSichelDesbordesTotal
Derecha298,778115,503427,32950,204891,814
Unidad Constituyente13,9462,30528,28121,53766,07
Apruebo Dignidad22,187,40280,62214,582124,786
 Convención Constituyente
 LavínBrionesSichelDesbordesTotal
Vamos por Chile226,19891,568328,27141,175687,212
Lista del Apruebo22,9682,6431,60215,87873,088
Apruebo Dignidad7,6834,51939,82310,60362,628

Fuente: Elaboración propia

A diferencia del caso anterior, Unidad Constituyente transfiere a la derecha un orden de magnitud de votos muy semejante desde ambas elecciones, en torno a los 70.000. Esta cifra debiera interpretarse como un voto de centro en disputa, sobre el cual tendría que ir Sichel y que podría marcar diferencia si es Narváez o Provoste la presidenciable del sector.

Se registra una distancia significativa entre los traspasos de Apruebo Dignidad de ambas elecciones. Los más de 62.600 que provienen de la elección constituyente y que se vuelcan preferentemente a Sichel, deben verse con precaución por parte de ese sector pues se encontrarían en una categoría de alta volatilidad y no recuperables fácilmente. Los más de  80.000 votos para Sichel, que provienen desde las votaciones de concejales, constituyen claramente un voto bastante volátil, más aún si quienes lo alimentan principalmente son los independientes del FA, los independientes de Igualdad y los  independientes de Chile Digno, en ese orden de transferencia.

Los traspasos de la votación de mayo de la derecha, desde ambas elecciones, también son distintos, aunque no dramáticos. Dicha diferencia estaría presumiblemente asociada a la pérdida de electores de la derecha, ya comentada, junto con la cantidad de electorado de la derecha que no concurrió a las primarias.

  • Transferencias desde las listas de independientes  de la elección constituyente

A modo de complemento, es conveniente consignar las transferencias de votos que efectúan dos listas importantes que concurrieron a las elecciones de la Convención Constitucional, son la Lista del Pueblo y los Independientes por la Nueva Constitución. Se añade también el agregado construido por la gama variopinta de listas de independientes que se articularon en todo el país, en razón del enorme bolsón de votos que contienen. Se excluyen otros independientes como Voces Constituyentes, Wallmapu, candidaturas independientes, más partidos como el PH, PEV, Trabajadores Revolucionarios, UPA.

Cuadro Nº 28

 BoricJadueTotalLavínBrionesSichelDesbordesTotal
Lista del Pueblo185,526201,925387,453,2192,27229,3432,1837,013
Independientes NC67,96825,69793,66521,0235,80961,31717,562105,711
Resto independientes122,05489,162211,21717,06111,20854,37410,35493,056

Fuente: Elaboración propia

La transferencia de votos de la Lista del Pueblo hacia Apruebo Dignidad se acerca a los 400.000 y una muy reducida cantidad es traspasada a la derecha. El enorme bolsón de votos que cede a Apruebo Dignidad podría haber constituido un voto duro para Boric si la Lista del Pueblo no hubiese llevado candidato presidencial; sin embargo, toda esa masa de votos debiera apoyar al candidato propio, aunque parte de ella constituiría un terreno en disputa. Esos 37.000 votos que entregó a la derecha también debieran retornar, si bien se trataría de un voto en disputa.

Los Independientes por la Nueva constitución distribuyen sus transferencias de manera equilibrada, aunque privilegiando a la derecha. Los montos de ambos conjuntos de traspasos tienen un carácter más cercano a la volatilidad y constituirían un campo en disputa, pues no estuvo presente Unidad Constituyente, luego no se sabe cómo se habrían comportado estos votantes si esta última coalición hubiera concursado en las primarias.

Las transferencias, desde el conjunto compactado de independientes, deben observarse referencialmente en términos de las cifras que aportó a cada coalición pues, como se señaló, su construcción no responde a criterios políticos o similares, sino más bien perseguía un cierre matemático ante la imposibilidad de analizar sus cifras pacto a pacto y distrito a distrito. No obstante, permite formarse una idea acerca de las direccionalidades preferentes de sus traspasos y éstos favorecen en una relación de más de dos a uno al mundo de la izquierda. Y claramente se trata de votos en disputa, no solamente para Boric y Sichel, sino también para la Lista del Pueblo y para Unidad Constituyente; expresado de otra manera, ni Boric ni Sichel tienen estos votos asegurados y su cuantía es más que atractiva.

  • Situación de base

Como ya se señaló, el trabajo de confección de escenarios se efectuará a fines de agosto, en virtud de las razones esgrimidas. Sin embargo, se plantean ciertas reflexiones.

  • Si  la Lista del Pueblo entra en carrera con una candidatura presidencial fuerte, la primera vuelta sería muy reñida, no solo entre los tres candidatos opositores, sino incluso con Sichel, si es que se inscribe Kast. En esta eventualidad, la emergencia de la Lista del Pueblo amagaría a Boric, inhibiendo su crecimiento hacia la izquierda y socavando su propia base de sustentación al interior de Chile Digno. No sería tan solo Igualdad quien se restaría, sino también los electorados de otros partidos y movimientos dentro de esa alianza, más el partido humanista, afectando también al PEV. Es más, este efecto de acreción alcanzaría al propio electorado comunista, el cual dividiría votación entre Boric y el candidato de la Lista del Pueblo. A Boric solo le quedaría crecer hacia la centroizquierda, cuestión que podría facilitar si la candidata es Provoste. Si la candidata es Narváez, ésta le coloca un cerco a las posibilidades de captura de votos en ese mundo, por parte de Boric.
  • Si la candidatura de la Lista del Pueblo no brinda garantías de gobernabilidad y no tiene un perfil público nacional, difícilmente podrá conquistarle a Boric los espacios en disputa. En este evento, Boric debiera alzarse con una votación imponente que lo catapulte a la segunda vuelta, capitalizando el apoyo popular y de izquierda.
  • Si bien dentro de los grandes espacios de votos en disputa, de independientes y de izquierda, la Lista del Pueblo tiene más posibilidades de crecer que Boric, principalmente porque aparece como la representación más genuina del 18-O, ello depende en medida importante de las características de la candidatura de la Lista del Pueblo.
  • El resultado de las primarias convencionales de Unidad Constituyente es incierto, si bien Provoste aparece con una clara mejor opción. El punto es que se trata de primarias convencionales, que no debieran poseer una convocatoria masiva y, por ende, entran a tallar los dispositivos y máquinas partidarias.
  • Por el lado de la derecha, sus chances son distintas si compite o no Kast. Los resultados de las primarias de este espacio, debieran alentar a Kast a inscribirse en las presidenciales; tendría serias posibilidades de incrementar su base electoral. Con la fuerte pérdida de la base de apoyo social de la derecha, desde el 18-O, Sichel tendría que esforzarse por disputar electorado de centro con Unidad Constituyente, junto con brindar garantías a la derecha conservadora, si es que aspira a meterse en la segunda vuelta.
  • Con todo, la cantidad de voto volátil y en disputa es inmensa, lo que abre posibilidades a los candidatos para crecer si es que despliegan una campaña de hondo sentido estratégico. Hay enormes espacios en disputa en el sector de la izquierda, en el ámbito de la centroizquierda y, también, en la centroderecha. Lo cierto es que quien mejor coseche estos espacios, tendrá mayores opciones de pasar a la segunda vuelta. Recién a fines de agosto se tendrá el cuadro real en competencia, el cual permitirá delimitar con alguna precisión cuál es la situación

[1] Se trata de una herramienta matemática como de seguro hay otras y está lejos de pretender ser la solución definitiva para los análisis electorales.

[2] https://www.grialprofano.cl/cms/index.php/2021/07/13/las-vueltas-de-los-gobernadores/

[3] https://www.geekosas.com/index.php/2017/12/23/quien-voto-por-cada-candidato/

Categories
Electoral

Las vueltas de los gobernadores

  • Introducción

Este estudio se basa en la aplicación de un modelo matemático que relaciona las elecciones de mayo de este año con la segunda vuelta de gobernadores en junio.[1] La metodología se explica en el anexo y su autoría pertenece a Daniel Fisher, quien la desarrolló con ocasión de las elecciones presidenciales de 2017.[2] Los resultados analizan los montos de la votación de mayo, de cada candidato o de cada lista, que se transfieren hacia los votos de segunda vuelta. En concreto, se trabajan los siguientes modelos:

  • Modelo de segunda vuelta con primera vuelta de gobernadores.

Calcula la distribución de la votación de cada lista, nulos, blancos y abstención de la elección de convencionales, que se aportan a Oliva, Orrego, nulos, blancos y abstención en segunda vuelta.

  • Modelo de segunda vuelta con elecciones constituyentes.

Calcula la distribución de la votación de cada lista, nulos, blancos y abstención de primera vuelta, que se aportan a Oliva, Orrego, nulos, blancos y abstención en segunda vuelta.

  • Presentación de resultados

Se analizará primero la abstención, luego las votaciones de cada candidato de segunda vuelta, destacando las cifras más relevantes y reveladoras.[3]

  • Abstención

En virtud del considerable volumen de abstención, es preciso adentrarse en su origen en relación con la primera vuelta y, como complemento indispensable, también con respecto a las listas que concursaron a la elección de convencionales.

El cuadro que sigue muestra las abstenciones en la segunda vuelta de las votaciones recibidas por cada candidato de primera vuelta.

Las votaciones de Joignant (ecologistas e independientes) y Martínez (regionalistas verdes) no acuden a las urnas en la segunda vuelta, en 91.2% y 94.5%, respectivamente. Por sobre el 50% se encuentran Quilodrán de Unión Patriótica y Maltés, este último bordeando el 70%. El supuesto radicaba en que todos estos candidatos debían transferir su votación a Oliva, asumiendo que representaban, junto a ella, al mundo anti neoliberal que se levantó el 18-O. No sólo ello no ocurre sino que la propia votación de Oliva de primera vuelta se abstiene casi en un tercio; lo mismo acontece con la votación de Orrego en mayo.

El siguiente cuadro muestra aquellas comunas donde las votaciones de primera vuelta de ambos candidatos alcanzan altos órdenes de abstención, en la segunda.

Que la votación de Oliva en primera vuelta se abstenga en la segunda en dos comunas del distrito 11 no es un fenómeno casual. En el caso de Orrego, si bien las comunas no dicen mucho, sí es posible afirmar que es en las comunas rurales donde la votación de Orrego de primera vuelta alcanza altas  dosis de abstención en junio.[4]

La abstención de primera vuelta no concurre a votar en junio casi en su totalidad. Hay algunas comunas donde sí se aporta un voto nuevo que se abstuvo en mayo, en cifras bajas aunque no necesariamente despreciables, tal como se observa en el cuadro N° 3. La última columna muestra el porcentaje del voto nuevo con relación a la votación total de primera vuelta en las comunas; y, en las primeras columnas, se consigna la distribución de ese voto nuevo entre Oliva, Orrego, nulos y blancos.

Como se puede constatar, estos votos se fueron en su inmensa mayoría a Orrego. Éste es un dato curioso, posiblemente asociado a la derecha.

A continuación se presenta un consolidado, por distrito, de los resultados del modelo aplicado entre la votación constituyente y la segunda vuelta de gobernadores, en lo que respecta a la abstención de las diversas listas de independientes que postularon a la Convención Constituyente.

Las cifras de abstención del mundo independiente (sin distingo de sesgos ideológicos), en general, son significativas. Destaca la conducta de aquellos que votaron a la Lista del Pueblo –importante para nuestro análisis pues es la más representativa del movimiento de octubre de 2019- quienes optan abrumadoramente por no ir a votar. Se advierte que aquellas expresiones que se identifican más con el 18-O son las que exhiben las mayores abstenciones en segunda vuelta. Las cifras confirman que el mundo del estallido social no se siente representado por Apruebo Dignidad ni tampoco por Unidad Constituyente. Éste es el fenómeno político relevante que signa la segunda vuelta, pues su elevada magnitud guarda plena coherencia con lo ocurrido en el plebiscito y en la elección de constituyentes, en términos de su significado, cual es el rechazo a los partidos políticos, manifestado desde su origen en octubre. A esto podría agregarse la posibilidad de que la ciudadanía no se haya motivado a participar en una elección donde se eligen representantes cuyas atribuciones no le resultan familiares.

  • Votación de Oliva

Se revisa los niveles de transferencia de votos de la primera vuelta de gobernadores hacia esta candidata, en la segunda vuelta.

Joignant (ecologistas e independientes) y Martínez (regionalistas verdes) prácticamente no transfieren votación y la expectativa proveniente de Maltés tampoco es satisfecha, sólo alcanza el 30%. La candidata de Apruebo Dignidad no despierta identificaciones en dichos espacios. La propia votación de Oliva en primera vuelta no acude a sufragar en junio, en alrededor de un tercio, tal como ya se vio. Y Orrego le transfiere del orden de un 23% de su votación.

El siguiente cuadro destaca, en las primeras dos columnas, las comunas donde la votación de Orrego de primera vuelta cede los mayores porcentajes a Oliva en junio; en las últimas dos se consignan las comunas donde Maltés transfiere los menores porcentajes a Oliva.

En ambos casos, las comunas son predominantemente populares, principalmente en las transferencias que provienen de Orrego.

A fin de comprender mejor, se incorporan los resultados del modelo en relación con las listas de independientes de la elección de constituyentes en cada distrito.

Salvo algunos casos excepcionales, el traspaso de votos del mundo independiente a Oliva se sitúa en bajos órdenes de magnitud. La Lista del Pueblo le transfiere una muy escasa votación, por debajo del 30% en varios de los distritos y solamente en el distrito 11 supera levemente el 50% y ello seguramente obedece a las especificidades de dicho distrito. Esto reafirma el hecho de que el mundo independiente, en particular el directamente vinculado al 18-O, no se siente representado por la candidata de Apruebo Dignidad.

Finalmente, resulta interesante observar el comportamiento de las dos listas opositoras institucionales, Lista del Apruebo y Apruebo Dignidad, de la elección constituyente.

El voto de Apruebo Dignidad no se volcó aplastantemente hacia Oliva. La transferencia oscila preferentemente entre el 55% y el 60%. Las cifras de traspaso asociadas a la Lista del Apruebo ratifican la transferencia de votos de Orrego a Oliva, ya destacada. Una línea de explicación de este fenómeno puede radicar en aquel pueblo socialista no propiamente militante, el cual es profundamente de izquierda.

  • Votación de Orrego

Primero se analiza la transferencia de votos de primera vuelta a Orrego.

Se desprende con nitidez el apoyo irrestricto de la derecha, como asimismo el bajo nivel de auto transferencia; Orrego compartió sus propios votos con Oliva más el tercio que se abstuvo. Seguramente las razones de esto descansan en la polarización simbólico-representacional, que se manifiesta siempre en un balotaje.

A continuación se exhiben las comunas donde se registra el mayor aporte de la votación de Parot y de Edwards, de primera vuelta, a Orrego en junio.

Se aprecia la fuerte presencia del distrito 11, principalmente en el caso de Parot.

En el siguiente cuadro se analiza cómo se conduce la votación  independiente, de la elección de constituyentes,  con respecto a Orrego en la segunda vuelta.

La Lista del Pueblo no le transfiere votos a Orrego. Llama la atención el altísimo traspaso de votos que realiza la lista ‘Independientes por una nueva Constitución en el distrito 10.

Apruebo Dignidad prácticamente no le cede votación en ningún distrito, cuestión que refrenda lo dicho. Confirmando lo analizado antes, referido al auto traspaso de votos, la Lista del Apruebo tampoco le transfiere mayor votación, más bien es baja en función de lo que se habría esperado; es en los distritos populares donde se manifiesta con fuerza esta tendencia. El volumen de esta falta de apoyo sugiere que no sería sólo votación socialista la que se restó, ya sea para apoyar a Oliva o abstenerse derechamente. Debiera ser materia de reflexión de Unidad Constituyente, de cara a las presidenciales.

Finalmente, considerando la abstención de Oliva y Orrego, no es aventurado añadir que las diferencias de cifras entre ambas vueltas pueden deberse también a que la gente acudió a votar en mayo principalmente motivada por participar en la conformación de la Convención Constituyente.

  • Conducta de la derecha

El voto de la derecha en la segunda vuelta fue abrumadoramente consistente, cerrando filas con Orrego.

La transferencia de votos que efectúan los dos candidatos a Orrego es muy alta y su diferencia se condice con lo que ambos representan al interior del mundo de la derecha.

La transferencia de votos de Vamos por Chile en la elección de constituyentes se encuentra completamente en línea con el comportamiento de la votación de sus candidatos en la primera vuelta de gobernadores.

  • Alcances comunales

A modo de complemento, presentamos una comparativa de los traspasos de votos desde la primera a la segunda vuelta de candidatos de la izquierda y cómo se movieron las transferencias a los candidatos Orrego y Oliva en segunda vuelta en ciertas comunas populares de Santiago incluyendo Puente Alto, comuna de origen de la candidata Oliva.

Destaca el traspaso nulo que recibe Orrego de las votaciones de estos candidatos de primera vuelta. Por su parte, las transferencias hacia Oliva son muy bajas; desde Joignant (ecologistas e independientes) y Martínez (regionalistas verdes) son mínimas, Maltés no supera el 30% y Quilodrán (Unión Patriótica) transfiere mayor votación.

  • Algunas cuestiones

Se hace notar que su alcance está restringido a la RM.

  • El triunfo de Orrego sobre Oliva se debería, en primer término, a la elevada abstención que se produce en junio y a la ausencia de apoyo de la izquierda a Oliva. El apoyo de la derecha también incide, de manera importante, en los resultados.
  • Ni Apruebo Dignidad ni Unidad Constituyente parecieran haber establecido conexión con el movimiento de octubre.
  • Se aprecia una línea consistente entre los cuestionamientos a los ‘políticos’ que se vierten el 18-O, con los resultados del plebiscito, el triunfo inapelable de los independientes en la constituyente y, la inmensa abstención de junio frente a las opciones de candidatos institucionales.
  • A la luz de la abstención de Oliva y Orrego, la mayor votación de la primera vuelta podría deberse también a la motivación que despierta la Convención Constituyente.
  • Hay un divorcio ostensible entre las izquierdas de Apruebo Dignidad, Ecologistas Verdes, Unión Patriótica y quienes siguen a Jiles.
  • la votación de la izquierda institucionalizada también estaría permeada por el 18-O y, frente a opciones dicotómicas, donde Orrego representaría la continuidad del modelo y del orden establecido en Chile, junto al público apoyo de la derecha, esta izquierda adoptaría posiciones reactivas.
  • Los escenarios políticos del segundo semestre debieran ser muy distintos si la Lista del Pueblo, en conjunto con organizaciones sociales y territoriales, levantan o no candidato presidencial y compiten en las parlamentarias. Debido a ello, todo pronóstico resulta incierto.
  • Si ese mundo independiente no postula candidaturas:
    • El próximo presidente debiera provenir desde alguna de las coaliciones opositoras, pero con niveles de abstención importantes.
    • Esto podría atenuarse si alguno de los candidatos logra interpelar al mundo independiente lo cual, hasta ahora, no ocurre.
  • Si surge una candidatura presidencial desde los independientes:
    • La opción presidencial independiente se tornaría muy competitiva.
    • Debiera aumentar fuertemente la participación en las elecciones.

[1] Se trata de una herramienta matemática como de seguro hay otras y está lejos de pretender ser la solución definitiva para los análisis electorales.

[2] https://www.geekosas.com/index.php/2017/12/23/quien-voto-por-cada-candidato/

[3] Los modelos son estocásticos, luego las cifras se sitúan dentro de intervalos de confianza. Estos intervalos de confianza se construyen por agregado, con base en los errores calculados con técnicas de bootstrapping.

[4] Considerando que el número de mesas es bajo en las comunas rurales, éstas se clasificaron en tres clústeres a los que se aplicó el modelo y es en base a esos resultados que efectuamos dicha afirmación.