Categories
Electoral

Desmenuzando el triunfo de Boric

Introducción

Este estudio se propone complementar los resultados que consigna el artículo ¿Qué pasó con los votos de la primera vuelta en el balotaje?’, proporcionando pistas que diluciden mejor el resultado de la segunda vuelta, desde el punto de vista político.

Con este propósito se utilizan modelos aplicados a concejales con la primera vuelta y la segunda, complementando con sus símiles de convencionales. Se procura arribar a los trasvasijes –en cada vuelta- que se producen desde los electorados de partidos y pactos de las elecciones de mayo hacia los candidatos participantes en ambas vueltas. Asimismo, se captura el volumen e inclinaciones de los votos nuevos emergentes en cada una de ellas y que no sufragaron en mayo.[1]

Resultados

Boric

Se comparan las composiciones de las votaciones de Boric en ambas vueltas, mediante las transferencias de votos desde los diversos electorados que participaron en la elección de concejales en mayo.

Gráfico Nº 1: composición de la primera vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

Los tres grandes aportes provienen de Chile Digno, FA y del mundo PS-PPD-PR, en ese orden. Bastante más abajo se ubican el nuevo voto (no presente en mayo), PEV e Igualdad-PH. Desde la derecha se produce un traspaso que no es marginal y que proviene principalmente de los electorados de RN y de los independientes del pacto, en magnitudes semejantes.

La mayor parte de las transferencias de Chile Digno son proporcionadas por el PC, que prácticamente dobla (en cifras absolutas) a la suma de los independientes dentro del pacto  y el FREVS, si bien este último aporta con poca votación (cede más votos a Parisi que a Boric).

Desde el FA, los mayores aportes en cifras absolutas son proporcionados por los independientes dentro del pacto, seguidos de CS y RD, estos dos últimos en órdenes similares. Comunes aporta en bastante menor medida y distribuye más sus votos (a Parisi por ejemplo) exhibiendo una abstención no despreciable.

El PS proporciona la mayor votación transferida desde su pacto, en un monto casi equivalente a la suma de los votos cedidos por el PPD-PR-PL e independientes. Y desde el pacto DC-PRO-Ciudadanos se allega poca votación

El PEV traspasa a Boric una cantidad de votos similar al conjunto del pacto Igualdad-PH (más de 120.000 votos); dentro de este último pacto los independientes doblan la suma de los aportes de los partidos. Las candidaturas independientes transfieren del orden de 34% de su votación.

La derecha transfiere escasa votación de su electorado de concejales a Boric, totalizando en conjunto en torno a 120.000 votos, incluido el traspaso republicano del que se hará mención después.

Gráfico Nº 2: composición de la segunda vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

En la segunda vuelta se producen cambios severos en cifras absolutas, los porcentajes son engañosos a la luz de los volúmenes totalmente disímiles que registra Boric entre la primera y segunda vueltas. También se invierten las incidencias dentro de la composición del voto de Boric y ya no son los electores de AD (FA más Chile Digno) quienes efectúan las mayores contribuciones.

El mayor aporte lo realiza el voto nuevo (que no sufragó en mayo) que se empina por sobre 1.100.000 votos, en contraste con los 150.000 que registró en la primera vuelta. Dicha cifra, siendo formidable, es levemente inferior al apoyo que este voto le brinda a Kast. La diferencia no debe confundirse con el voto nuevo que se agrega en el balotaje, en su interior vienen enmascarados los apoyos que el voto nuevo de primera vuelta le otorgó al resto de los candidatos en dicho comicio. Más adelante se analiza el comportamiento de este voto en detalle.

El segundo mayor aporte –y alejado de aquellos que siguen- proviene del pacto PS-PPD-PR-PL alrededor de 850.000 votos), el que incrementa casi tres veces su transferencia a Boric, con respecto al apoyo de primera vuelta. El PS proporciona el mayor caudal (en cifras absolutas) en una relación de 2.5 a 1 con la primera vuelta. El PPD lo hace en 3.5 a 1, el mundo radical en más de tres  veces y los independientes del pacto en 3.3 a 1.

El tercer aporte relevante es suministrado por Chile Digno, siendo el PC quien traspasa la mayor cantidad de votos incrementando 1.5 veces su transferencia de primera vuelta. Los independientes de este pacto multiplican su apoyo por 1.7 y el aumento relativo más importante reside en el FREVS con más de tres  veces su traspaso anterior.

En el FA también se registran crecimientos importantes con respecto a la primera vuelta. Comunes multiplica su votación a Boric por 1.5, CS en 1.3, RD en 1.2 y los independientes dentro de este pacto 1.6.

El PEV casi duplica su apoyo a Boric (más de 210.000), al igual que cada uno de los partidos e independientes del pacto Igualdad-PH. UPA y PTR también incrementan fuertemente sus respectivos traspasos, destacando el primero quien cuadruplica su traspaso; estos dos últimos transfieren más del 85% de su votación de mayo a Boric en el balotaje.

Quienes transfieren más del 90% de su electorado son el PC, CS y los independientes de Chile Digno. Desde el 80% hacia arriba están el PS, Comunes, RD, independientes del FA, PEV, Igualdad, independientes de Igualdad-PH, PTR y UPA. Las candidaturas independientes duplican su apoyo a Boric en la segunda vuelta.

El electorado de derecha de mayo duplica su aporte a Boric. Destaca el PRI quintuplicando sus transferencias entre ambas vueltas y los independientes de dicho pacto que la incrementan tres veces. El caso curioso son los republicanos quienes confieren una cifra idéntica a Boric en ambas vueltas, algo menor a 10.000 votos.

Kast

Se comparan las composiciones de votos de Kast en ambas vueltas, con las transferencias provenientes desde los diversos electorados que participaron en la elección de concejales en mayo.

Gráfico Nº 3: composición de la primera vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

La votación de Kast en primera vuelta se configura fundamentalmente con el voto de derecha que se empina bordeando el millón de votos. El mayor aporte proviene de RN, seguido de los independientes del pacto a la par que la UDI y después los republicanos.

El voto nuevo (no presente en mayo) le otorga un apoyo desequilibrante, en relación con el resto de los candidatos.

El pacto PS-PPD-PR-PL cede a Kast alrededor de 170.000 votos, distribuidos proporcionalmente al tamaño de los partidos que lo conforman. Y el pacto DC-PRO-Ciudadanos transfiere a Kast un orden de votos similar que a Boric (en torno a 80.000).

Los electorados de Chile Digno y del FA de concejales, traspasan en su conjunto a Kast, del orden de 100.000 votos. PEV y el pacto Igualdad-PH transfieren escasa votación y PTR con UPA prácticamente no le ceden votos. Las candidaturas independientes traspasan del orden de 18% de la votación obtenida en mayo, poco más de la mitad de lo que cedieron a Boric.

Gráfico Nº 4: composición de la segunda vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

Se aprecia que la configuración de los votos de Kast en el balotaje es semejante al de la primera vuelta. Lidera la derecha –que incrementa su votación 1.6 veces- con una distribución interna casi idéntica a la observada en primera vuelta. El PRI, Evopoli y los independientes del pacto prácticamente duplican su votación. RN y la UDI aumentan 1.6 veces. Los republicanos son quienes menos aumentan por razones obvias, ya se habían volcado a votar en noviembre.

El monto del voto nuevo (no presente en mayo) crece considerablemente y se eleva sobre 1.160.000, superando su aporte a Boric aunque en igual orden de magnitud. Nuevamente este voto constituye el segundo principal aporte a Kast e incluso su incidencia sube ocho puntos porcentuales con relación a la primera vuelta.

El pacto PS-PPD-PR-PL, si bien mantiene exactamente su aporte porcentual, en términos absolutos crece algo menos de dos veces, distribuyendo de nuevo su votación de manera equilibrada. El pacto DC-PRO-Ciudadanos incrementa en casi tres veces su apoyo a Kast en el balotaje, aunque 1.7 veces menos que lo que transfiere a Boric; el electorado DC aporta en torno a 50.000.

Chile Digno y FA casi no aumentan sus votos hacia Kast con respecto a la primera vuelta, como así tampoco PEV, PTR, UPA y las candidaturas independientes.

Listas de convencionales

Se agregan las transferencias de votos de dos listas importantes que concurrieron a la elección de la convención constitucional, pues brindan pistas interesantes que permiten enriquecer el análisis político del resultado del balotaje.

Cuadro Nº 1: porcentaje de transferencias en relación con la votación alcanzada en mayo

Primera vueltaSegunda vuelta
BoricKastBoricKast
Lista_del_Pueblo45.9%4.2%90.8%6.1%
Independientes por la Nueva Constitución19.0%20.0%55.8%41.9%

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

La Lista del Pueblo traspasó a Boric casi el 50% de su votación en la primera vuelta y en el balotaje casi todo su electorado se volcó a votar por este candidato. Independientes por la Nueva Constitución casi triplican su apoyo a Boric entre ambas vueltas y duplican sus votos a Kast.

Abstención

La abstención de la votación de mayo con respecto a la primera vuelta bordea el millón de votos y en relación con el balotaje se sitúa en el orden de los 600.000. Por consiguiente, hubo un retorno a las urnas –por parte del electorado de mayo- en torno a los 400.000 votantes.

De esta cifra, el electorado de derecha que regresa aporta cerca de 85.000 y la oposición en su conjunto alrededor de 240.000, nulos y blancos cerca de 70.000 y una cifra menor las candidaturas independientes.

Si se considera que los nulos, blancos y candidaturas independientes de mayo, se vuelcan con fuerza a Boric, tanto en primera vuelta como en la segunda, se tendría que la relación que se establece de entre quienes retornan a votar es del orden de 4 a 1 en favor de Boric frente a Kast.

Esto no es extraño si se recuerda que en el artículo ‘Radiografía de Parisi y un examen adicional’ el desglose la abstención de mayo en la primera vuelta arrojaba una mayoría considerable de votantes de oposición, más nulos y blancos.

Voto nuevo

Con relación a la votación de mayo, el voto nuevo de la segunda vuelta es superior al de la primera en alrededor de 850.000 votos. Éste es el monto neto que se incorpora en la segunda vuelta, que no votó en mayo.

Los gráficos siguientes muestran las distribuciones de los apoyos del voto nuevo que no sufragó en mayo, y que aparece tanto en primera vuelta como en la segunda.

Gráfico Nº 5: composición del voto nuevo en la primera vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

Gráfico Nº 6: composición del voto nuevo en la segunda vuelta

Fuente: elaboración propia en base a modelo con concejales

En la primera vuelta el voto nuevo está bastante distribuido pero favoreciendo ampliamente a Kast, seguido de Parisi, Sichel, Meo y Provoste; Boric se beneficia con menos del 10%. La distribución del voto nuevo, en el balotaje, está prácticamente equiparada entre Boric y Kast, lo cual está en sintonía con la distribución del voto nuevo aparecido en el balotaje y que no sufragó en primera vuelta (destacado en el artículo ‘¿Qué pasó con los votos de la primera vuelta en el balotaje?’).

En cifras absolutas, el voto nuevo (que no estuvo en mayo) que apoya a Boric en la segunda vuelta crece en el orden de 1.000.000 con relación a la primera vuelta y en el caso de Kast lo hace en torno a los 700.000 votos. Estos números deben leerse con cuidado, puesto que contienen la distribución del voto nuevo presente en primera vuelta y que se distribuyó entre el resto de los candidatos que no participó en la segunda vuelta.

En la primera vuelta, el volumen agregado de nuevos votantes que favorecieron a Provoste, Meo, Artés y Parisi supera los 720.000. Considerando que el electorado de Parisi fue determinante en la victoria de Boric (tal como se demostró en el artículo citado más arriba), desde este monto agregado debiera provenir un trasvasije importante a Boric.

Conclusiones

  • En línea con el estudio ‘¿Qué pasó con los votos de la primera vuelta en el balotaje?’, no fue el voto nuevo –que no sufragó en mayo- que se moviliza en diciembre el responsable del triunfo de Boric. La mayor parte de este voto, que ya estaba en noviembre, se había pronunciado por aquellos candidatos de primera vuelta que traspasaron votación a Boric, tales como Provoste, Parisi, Meo y Artés.
  • Los electorados de todo el arco político de la oposición acudieron a votar por Boric, exhibiendo bajos niveles de abstención, principalmente el PS y los partidos del Pacto Igualdad-PH, con menos del 5%.
  • El apoyo que brinda el pacto PS-PPD-PR-PL es crucial y, por lejos, el más mayoritario, destacando el PS, que destina a Boric en torno al 80% de su respaldo obtenido en mayo.
  • La suma de los traspasos de PEV y Pacto Igualdad-PH hacia Boric, se eleva por sobre los 470.000 votos, lo que constituye un apoyo muy relevante y superior, incluso a la suma de los votos del FA (en torno a 450.000).

[1] Los modelos son los mismos que se han aplicado en trabajos anteriores y que se consignan en diversos artículos de este blog.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *